info@lorena-fernandez.com


©2009 Lorena Fernández

Río y Rosa

Mi padre tiene 63 años y jamás sacó una foto. Y mi madre creo que tomó algunas alrededor de sus 40. Sin embargo, nuestra pequeña familia tipo se las arregló, en sus años formativos, para tener unos 5 álbumes con fotos de mi hermano y yo sudados y sin dientes, de mi madre posando tipo Sofía Loren, de nuestro Renault 6 y de mi padre con 24 dorados recién extraídos del río Paraná. Yo, entre los 8 y los 10 años me dediqué a vandalizar esos 5 álbumes desarmándolos por completo y manteniendo las fotos en mi poder para catalogarlas en múltiples niveles. Por ejemplo, una foto de mi madre en mi cumpleaños lleva escrito detrás, con mis ensayos de linda letra : “madre / Coqui / hermosa / Lo 9 / fiesta / vestido a cuadros / mujeres / verano / A 83”. Jamás terminé mi versión de esos álbumes. 23 años después expuse sobre una pared empapelada, con marcos antiguos, 28 fotografías de mi luna de miel en donde aparecen 6 retratos de mi esposo, 1 edificio, 1 árbol, 3 casillas en la playa, 1 paisaje movido, 6 chicas, 1 niño, 1 gato, 2 cisnes, 1 banco, 1 arbusto de flores raras, la escultura de 1 ciervo, 1 escalera, 2 rosales, 1 cama, 1 ventana, lirios y 1 elefante. La foto del edificio, por ejemplo, lleva detrás escrito, con mi letra de mujer: “Lorena Fernández, dientes, fotografía analógica digitalizada, 30X40, 2008, edición 1/8”. Saco fotos y luego, atesoro las esquirlas.